ella no creía en los finales felices, pero quería que le demostraran que estaba equivocada

Todo esta permitido

¿Qué nos mantiene a flote? ¿Que nos mantiene cuerdos? ¿Que prohibe que los humanos permitamos que la naturaleza salvaje nos domine?
Es una respuesta bastante sencilla: miedo y distracciones.
¿Miedo a qué?
La sociedad pretende crear un mundo donde las reglas establecidas se tengan que seguir, sino no podría haber un orden, todo sería caos y cada persona haría lo que le plazca. Entonces ponen reglas y la consecuencia del incumplimiento de alguna es el miedo que nos detiene de romperlas. Creyentes de algún dios o no creyentes, todos tienen miedo de un poder superior, sin él se desataría una vorágine de rupturas.
Podemos romper una regla si pensamos que la consecuencia es soportable. Gente que roba sin importarle unos meses de cárcel. Gente que consume sustancias ilegales ya que piensan que el riesgo lo vale.
Pero pensemos en algo más primitivo, en la violencia y agresividad natural de los humanos. Si no hubiera reglas, la mitad del mundo estaría destrozado solo con pensar en nuestros arrebatos de ira. Habría gente muerta, lastimados, caos. No podemos negarlo, hemos visto de que somos capaces aún con las consecuencias, esta en nuestra naturaleza.
Pero por eso existen las distracciones. No distracciones mundanas como hobbies o estudios, sino distracciones universales que convierten nuestra ira en algo más. Son sentimientos y deportes.
Los deportes sirven para un simple propósito: desviar nuestra energía y fuerza hacia otro lado para no usarla de manera negativa. Sencillo.
Los sentimientos van más allá de eso, los sentimientos distraen a nuestra alma de su verdadera pasión destructiva. Vemos amor, pasión, deseo y lujuria. Centramos nuestra ira en el arte de crear una emoción nueva. En dar todo por amor, en seguir una pasión, en cumplir deseos y en el sexo.
Es así como nuestra mente se distrae y olvida su naturaleza, por un tiempo al menos.
Por eso la muerte es poderosa, pero el momento antes de la muerte, cuando ya sabes que morirás, es el más peligroso de todos. Porque significa que no hay consecuencias, porque lo peor esta por suceder, y si no hay consecuencias, todo esta permitido.