ella no creía en los finales felices, pero quería que le demostraran que estaba equivocada

Te mando un beso.

Querido R:
Te lo prometí. Y cumplo mis promesas. O al menos lo intento.
Se que ha sido todo, que ha terminado. Pero al menos recibe esta despedida, algo para recordarme.
Te mando un beso.
Recuerdo que te dije que te mandaría un beso por correo, que encontraría la manera de hacerlo, y lo hago ahora, a mi manera.
Ven, acércate.
Yo me acerco aún más y eliminando la corta distancia que nos separa hago que nuestros labios choquen, sin pausa dramática o inicio suave. No, es un choque, una explosión. Tal vez creas que soy algo brusca, pero así es como nuestros besos son, impredecibles.
Al principio es un simple beso y beso, con fuerza, luego dejo de pensar en las probabilidades y muerdo tu labio, entonces tú muerdes el mío también, en venganza.
Al sentir la mordida ambos sonreímos en nuestra última sonrisa compartida. Seguimos el beso, tomamos algo de aire y entonces nuestras lenguas empiezan un sin y son, una danza sin parar que más bien parece una pelea.
Nuestro beso se convierte en algo más y mis manos agarran tu cabello para no olvidarme de la realidad y las tuyas me abrazan la espalda acercándome más a ti.
Esa furia, ese fuego que nos consume por dentro lo dejamos salir en este beso nuestro que parece esconder miles de gritos e insultos, los que siempre nos decíamos sin decir al pelearnos. Beso tras beso, nuestro choque de labios se convierte en algo más suave y me doy cuenta de que una lágrima se ha escapado de mi ojo. La limpio con rapidez sin que te des cuenta y termino ese beso.
Me muerdo el labio, saboreando los últimos pedazos de nuestro beso y te digo adiós, aunque no quiera, aunque eso me rompa. A veces tenemos que decir adiós porque no hay otra cosa que se pueda hacer.
Y este, nuestro último beso, es uno que podrás guardar y recordar por siempre, o quemar y olvidar como lo nuestro que alguna vez tuvimos.
Te mando un beso y te digo adiós.
Con amor (si se le puede llamar así a esto que tuvimos),
A.

5 comentarios:

  1. Me... ha hecho sentir sobrecogida esta entrada! Que preciosidad por la madre de dios AÑOIBTSIUAS!
    Un beso^^

    ResponderEliminar
  2. la verdad es que me he sentido identificada con este texto. algo raro pero cierto.
    me parece que la chica es demasiado simpática con él, le regala un beso infinito a pesar que él olvidó lo suyo y puede que ni le interese este último beso.
    muy triste que ella aún vaya detrás, pero bueno, digamos que es una despedida. espero que en un futuro ella encuentre a alguien donde los besos sean recíprocos.

    (saludos)

    ResponderEliminar
  3. Ojalá todos puedieramos disfrutar de una beso de despedida.

    (sonrisa de elefante)

    PD: me uno a este rincón tuyo para poder pasarme cada vez que pueda porque este beso me ha cautivado.

    ResponderEliminar
  4. Original y fantástico. Me encantó, una maravilla.
    Besos, te espero en mi blog.

    ResponderEliminar
  5. Debo decirte que me has hecho llorar, a veces me dicen en los comentarios que mis textos hacen llorar y nunca lo crei, pero quizas sea cierto, revivi ciertos momentos al leerte

    ResponderEliminar

Si dejas un comentario me empaparás de la lluvia de la felicidad.